Política: Donaciones benéficas y contribuciones políticas

Política: Derechos Humanos

La pasión y sustentabilidad son lo que nos motiva a cambiar el mundo a través de cada uno de nuestros proyectos
inmobiliarios que llevamos a cabo con un diseño e innovación de vanguardia para desarrollar ciudad y mejorar
la calidad de vida de sus usuarios. Es gracias a este valor que en nuestras funciones y tareas diarias buscamos
crear impactos positivos en el entorno y en la ciudad al largo plazo y de manera sostenible, mediante la promoción
del respeto a los demás, a las comunidades y al medio ambiente.
Como compañía nos comprometemos a respetar los derechos de las comunidades y a contribuir de manera positiva
en el ejercicio de nuestras actividades. Ahora bien, procuramos identificar, evaluar y controlar todo impacto
o consecuencia negativa que puedan tener nuestras operaciones, especialmente cuando se trate de poblaciones
vulnerables, y de tal manera no transgredir los derechos de las comunidades locales y aledañas a los sitios en los
que desarrollamos nuestra actividad empresarial y nuestros distintos proyectos, lo que desarrollamos en nuestra
Política de Derechos Humanos.
Con dicho objetivo, tenemos siempre en cuenta principios éticos como el cuidado a la salud, seguridad e integridad física de las personas, la protección del medio ambiente, estándares de calidad de vida apropiados y acceso a recursos naturales.

Cuidamos el medio ambiente

Queremos ser una empresa que actúe siempre en línea con nuestros valores corporativos. Por ello, nos comprometemos activa y responsablemente a la conservación del medio ambiente y a minimizar el impacto ambiental de nuestras operaciones, procurando ir más allá del cumplimiento de las exigencias legales, con el desarrollo de programas medioambientales de beneficio para todos.
Es nuestra tarea como colaboradores de Sencorp ser capaces de identificar, evaluar, analizar nuestros riesgos de manera oportuna, para así actuar con la máxima diligencia al remediar cualquier impacto adverso desde lo medioambiental, social o económico que pudiese derivarse del desarrollo de cualquiera de nuestras operaciones.

Donaciones benéficas

Queremos ser un buen vecino para las comunidades y para el medio ambiente y contribuir con nuestro rol social
de cara a todos ellos. En ese contexto, nuestra Política de Donaciones Benéficas limita el aporte económico o
comunitario que brindamos como empresa a organizaciones de la sociedad civil, siempre y cuando estas se encuentren en cumplimiento con las leyes chilenas y la normativa institucional vigente.
Como empresa, contamos con un formulario de solicitud escrito mediante el cual hemos regulado dichas donaciones con procedimientos de evaluación para cada una de estas y sus fines.
Además, existen una serie de requisitos para aprobar una donación de beneficencia cuando estas son efectuadas a
nombre de la empresa, como cumplir con los valores de Sencorp, el Modelo de Prevención de Delitos y sus políticas
anexas, junto con contar con la debida aprobación del Encargado de Prevención del Delito y del gerente general de la compañía.

Qué hacemos

Asumimos el compromiso de respetar los derechos humanos reconocidos internacionalmente de todos nuestros colaboradores, así como de terceros relacionados a nuestra actividad empresarial.

Procuramos que nuestras actividades tengan un impacto positivo sobre los derechos humanos.

Contribuimos y promovemos el respeto de todo derecho humano.

Reconocemos nuestra responsabilidad sobre cualquier consecuencia negativa a nuestras comunidades aledañas y nos hacemos cargo de los resultados que de ella se desprendan.

Trabajamos continuamente para mejorar nuestra relación con el entorno y las comunidades.

Qué no hacemos

No realizamos ninguna donación a nombre de la empresa sin autorización previa.

No aceptamos ninguna trasgresión a los derechos humanos.

No validamos ninguna acción empresarial que impacte negativamente en sus comunidades aledañas.

Casos del día a día:

“Uno de mis compañeros me contó que está evaluando
la posibilidad de cambiarse de trabajo, ya que su familia
quiere irse a vivir al norte y él quiere mantenerse cerca,
también me dijo que cuando le mencionó la idea a su
jefe, él comenzó a gritarle que era un malagradecido y
que se si se iba jamás iba a encontrar una oportunidad
como la que tiene actualmente, por lo que debía seriamente
considerar quedarse, sino le iría muy mal, entre
otras cosas. Me sonó como una amenaza ¿Cómo puedo
ayudarlo?”


Puedes ayudar a tu compañero incentivándolo a que
reporte esta situación en el Canal de Denuncias o ante el
Encargado de Prevención de Delitos, ya que esta es una
conducta indebida por parte de su jefatura. En Sencorp,
de acuerdo a nuestra Política de Derechos Humanos,
rechazamos toda forma de trabajo obligado, y cualquier
tipo de violencia, amenaza o intimidación con el fin de
retener trabajadores. Promovemos que toda interacción
laboral sea profesional, colaborativa y respetuosa.

Leave a comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *